La carne podrida es tratada con monóxido de carbono para hacer que se vea fresca en el supermercado

La mayoría de los comedores de carne pueden no ser conscientes de que más del 70% de toda la carne y pollo en los Estados Unidos, Canadá y otros países está siendo tratada con un gas venenoso, el monóxido de carbono. Se puede hacer ver como fresca carne deteriorada desde hace semanas. La industria de la carne sigue permitiendo la inyección de gases tóxicos en muchos de los productos cárnicos que consume la gente sobre una base diaria. La pregunta es, ¿cuántas personas se han enfermado por esta carne químicamente alterada que se vende a las familias de todo el mundo?.

El monóxido de carbono (a menudo denominado como CO) es un gas incoloro, inodoro, insípido, una mísera molécula de oxígeno lejos del dióxido de carbono que todos exhalamos. Pero esta molécula, hace una gran diferencia en cosas muy muy malas para el cuerpo humano a concentraciones muy muy bajas.

El CO es tóxico porque se adhiere a la hemoglobina, una molécula en la sangre que transporta generalmente el oxígeno. Cuando las personas están expuestas a niveles más altos de CO, el gas ocupa el lugar del oxígeno en el torrente sanguíneo y causa estragos. Exposiciones leves significa dolores de cabeza, confusión y cansancio. Exposiciones más altas significa inconsciencia y la muerte, e incluso aquellos que sobreviven a la intoxicación por CO pueden sufrir graves consecuencias neurológicas a largo plazo.

El canadiense Meat Packers Council recomienda que la temperatura interna de la carne no supere 4 grados Celsius o 39 grados Fahrenheit. Que también ha sido definida por otros reguladores internacionales de la carne como la mejor temperatura de almacenamiento de la carne. Incluso un pequeño aumento de uno o dos grados puede causar un gran aumento del crecimiento bacteriano. Por ejemplo, un aumento de la temperatura de 1,5 grados Celsius a 2 grados Celsius, reduciría la vida útil de la carne a la mitad.

Sin embargo, mantener la carne a estas temperaturas es muy difícil para los minoristas de comestibles. La temperatura de la superficie real de la carne fresca a menudo es mucho más alta de lo que muestra el termómetro de la vitrina, debido a la radiación UV de la iluminación de la vitrina que penetra en el envasado de la carne y calienta la superficie al igual que el sol puede causar una quemadura en un frío día de invierno. Varios estudios han encontrado que la temperatura interna de la carne en las vitrinas es superior a 50 grados fahrenheit, que es 10 grados más alta que la temperatura recomendada.

La carne por lo tanto se descompone muy rápidamente, por lo que la industria de la carne invierte mucho en el envasado en atmósfera modificada utilizando el gas de monóxido de carbono para prolongar la vida útil y resistencia al deterioro.

En un sistema de monóxido de carbono, con niveles bajos de oxígeno, el monóxido de carbono reacciona con la mioglobina y da a la carne un color rojo brillante. La mezcla con bajo oxígeno limita artificialmente el crecimiento de los organismos de descomposición que son comúnmente causados por el aumento de los niveles de calor en las vitrinas.

Así que, aunque el monóxido de carbono es un gas que puede ser fatal si se inhala en grandes cantidades, la industria de la carne insiste en que no es perjudicial para la salud humana cuando se ingiere a través de envases atmosféricos.

Esto no es cierto, puesto que la bacteria C.perfringens, es la tercera causa más común de enfermedades transmitidas por alimentos, se ha comprobado que se desarrolla en lo que se considera “carne fresca” en los supermercados aun cuando está dentro de las fechas de caducidad de las etiquetas. Marissa Cattoi un técnico de laboratorio que analiza muestras de carne para una agencia de seguridad y salud dice que las bacterias se encuentran comúnmente en la carne fresca comestible. “Comúnmente las pruebas de bacterias C.perfringens aproximadamente la mitad de los productos cárnicos frescos que llegan dan positivo a pesar de que están dentro del plazo de caducidad. El 100% de estos casos provienen de los empaquetadores que adoptaron métodos atmosféricos de embalaje, tales como la utilización de gas de monóxido de carbono”, afirmó.

Los Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y muchos países europeos utilizan en la actualidad las prácticas de envasado atmosférico para evitar que la carne se eche a perder.

Natasha Longo tiene un master en nutrición y es consejera de nutrición y adaptabilidad certificada. Ella ha sido consultora sobre políticas de salud pública y adquisiciones en Canadá, Australia, España, Irlanda, Inglaterra y Alemania.

Traducción: elnuevodespertar
Fuente: preventdisease

Artículos relacionados:

Cerdos transgénicos podrían proporcionar órganos humanos para el año 2013
Nuestro pan de cada día [Documental]
Food Matters – La Comida Importa
(Documental) Food Inc. – El funcionamiento de la industria alimentaria y los procesos que se ocultan al consumidor

~ por elnuevodespertar en 13/03/2012.

13 comentarios to “La carne podrida es tratada con monóxido de carbono para hacer que se vea fresca en el supermercado”

  1. Los vejetarianos saben que esta carne es nociva, los comunes y mortales saben que esta carne es barata, los seres normales se alimentan de acuerdo a sus gustos… Yo soy pobre..lesc.-
    En mi pais la gente es normal..
    En mi pueblo,
    Soy raro…
    Y como de acuerdo a mis gustos..
    “Cada loco con su tema””.-

  2. […] y visto: elnuevodespertar Fuente: preventdisease Share this:ImprimirCorreo electrónicoMe gusta:Me gustaSé el primero en […]

  3. […] link en donde puedes ver la nota:https://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/03/13/la-carne-podrida-es-tratada-con-monoxido-de-carbono… […]

  4. […] Traducción: elnuevodespertar Fuente: preventdisease […]

  5. Hola, solo una observación, me temo que has cambiado las temperaturas celsius – farenheit, en lugar de 39 C = 4 F, es 4 º Celsius o 39 º Farenheit.
    Saludos!

  6. […] elnuevodespertar Fuente: […]

  7. El primer párrafo después de la gráfica dice: “El canadiense Meat Packers Council recomienda que la temperatura interna de la carne no supere 4 grados Celsius o 39 grados Fahrenheit.” Y el siguiente: “la temperatura interna de la carne en las vitrinas es superior a 50 grados centígrados, que es 10 grados más alta que la recomendada”. ¿Cuál es el error?

  8. Me parece que no estas muy bien informada, el monoxido de carbono se emplea como conservante del color. Ya que a la vista del consumidor el color de la deoximiglobina (color que presenta la carne en ausencia de oxígeno) no le gusta. Como consecuencia para que el consumidor compre esa carne y no se pierda en la basura, es necesario que en los envases se incorpore oxígeno. El oxígeno es un promotor del desarrollo de bacterias aerobias, las cuales pueden causar el deterioro de la carne o intoxicaciones alimentarias.
    En las atmósferas modificadas empleadas en el envasado de la carne fresca el oxigeno se mezcla con dióxido de carbono, ya que este último impide el desarrollo de microorganismos, pero no impide el desarrollo de la oxidación de las grasas ( sabores y olores desagradables) que proboca el oxígeno, por lo que se reduce la vida útil del alimento. Aspecto que no se produciria si esta carne se envasara al vacío (sin oxígeno).
    Como consecuencia de que al consumidor no le gusta el color de la carne en ausencia de oxígeno (que es como esta en el interior del músculo), es necesario desarrollar técnicas que mejoren la vida útil. Una de esas técnicas es el monoxido de carbono, que es tóxico cuando se inhala como bien has explicado, pero teniendo en cuenta la proporción en la que se incorpora en el envase de la carne ( 0,1 ó 0,2 % del volumen del envase) es estupido pensar que te intoxicará, y más aun teniendo en cuenta que seguramente no inhales nisiquiera ese % ya que se encontrara unido a la mioglobina para formar la carboximiglobina.
    En la UE esta prohibido, pero no por que es tóxico, esta prohibido por que su manipulación es peligrosa. En reacción con el oxigeno puede producir explosiones en las fabricas de envasado, y sus fugas en estas pueden producir la muerte dulce por inhalación.

    Dejando claro que no es tóxico en los envases, el problema que puede presentar es el uso indebido para camuflar carne en mal estado, al dotarla de un color rojo cereza, el cual es sinonimo de carne en buen estado.

    Muchas veces nos alarmamos y metemos el miedo a la gente que realmente no conoce el funcionamiento de las cosas, envenenando el progreso. Piensa que en el futuro el mundo tendra dificultades de abastecimiento, sin no conseguimos mejorer la producción y la durabilidad de los alimentos estaremos perdidos.

  9. […] Traducción: elnuevodespertar Fuente: preventdisease […]

  10. pero que egoísta el último comentario, abastecerce abastecerce, dejemos que el planeta se prolonge a su medida y no esforzando todo para nuestro beneficio! tomence la info con andina!

  11. […] Lee aquí el artículo completo  […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: