El RoundUp Ready y los OGM de Monsanto provocan rechazo en EEUU

por Dra Graciela Gomez

Otra vez la corporación de David Rockefeller (nacido el 12 de junio de 1915 lo cual indica que tiene 96 años y ha prolongado su vida artificialmente) en el centro de la controversia. El Diario Chicago Tribune publicó el martes pasado la nota“Sin etiquetado, pocos se dan cuenta que están comiendo los alimentos genéticamente modificados”, mostrando imágenes de la protesta y posterior destrucción de alimentos en un supermercado en North Kingsbury Street de Chicago.

Los activistas vestidos con trajes blancos de materiales peligrosos se presentaron en la tienda para protestar por la venta de alimentos genéticamente modificados, el objetivo era el supermercado Whole Foods Market.

Los alimentos orgánicos, por definición, a sabiendas, no puede contener transgénicos. Pero semillas genéticamente modificadas de maíz, soja y otros cultivos se han convertido en ingredientes comunes en los alimentos procesados ​​ incluso en uno de los principales minoristas de alimentos orgánicos de la nación .

“Nadie diría que hay alimentos genéticamente modificados aquí en Whole Foods”, dijo Alexis Baden-Mayer, director político de la Asociación de Consumidores Orgánicos, que organizó la protesta. Los activistas drásticamente destrozaron una serie de marcas de alimentos bien conocidos para la salud fuera de la tienda, incluyendo Tofutti, Kashi y Hamburguesas Boca.

Aunque la gente ha estado modificando los productos alimenticios a través de cría selectiva y otros métodos de hace siglos, los cultivos modificados genéticamente se diferencian en que las plantas crecen de semillas en las que se empalme de ADN utilizado para colocar los genes de otro origen en una planta.De esta manera, la cosecha se puede hacer para soportar un pesticida para matar las malas hierbas, por ejemplo el Roundup , o incorporar una toxina bacteriana que puede repeler a las plagas, la Bt.

Los consumidores están preocupados de que dichas modificaciones puedan representar riesgos para la salud y los fabricantes dicen que debe ser obligatorio probar que los OGM son seguros para el consumo humano antes de ponerlos en el mercado. También dicen que los productos que contienen ingredientes genéticamente modificados deben ser identificados para el consumidor. Los EEUU es uno de los pocos países industrializados que no requiere tal etiquetado o ensayos,algo que la Unión Europea sí exige.

Representantes de la industria dicen que los transgénicos son seguros y que el etiquetado no es necesario, citando una declaración de 1992 de la FDA .
“La FDA tiene la experiencia científica y en nutrición para establecer el etiquetado de alimentos y para evaluar la inocuidad de los alimentos”, dijo el Ab Basu vicepresidente ejecutivo de Biotechnology Industry Organization para la alimentación y la agricultura. “Usted puede entrar al sitio web de la FDA y ver si el maíz es sustancialmente equivalente al maíz producidos convencionalmente, no hay razón para que la etiqueta deba ser diferente.”

Los críticos de la tecnología dicen que están preocupados no sólo acerca de posibles riesgos de salud, sino también por la pérdida de nutrientes del suelo y la planta, la contaminación de cultivos no modificados genéticamente y el uso de varios plaguicidas, como el glifosato.

El gobierno de Obama dio luz verde a algunos cultivos en los últimos meses en medio de un debate público , incluido el etanol de maíz, alfalfa y la remolacha azucarera .Los clientes que frecuentan Whole Foods citan encuestas realizadas por el Centro Pew, Unión de Consumidores y Harris Interactive en la última década que han demostrado que la gran mayoría de los estadounidenses desearía que los alimentos modificados genéticamente estén mejor regulados y etiquetados.

“Si las empresas dicen que la ingeniería genética está muy bien,entonces vamos a etiquetar y a dejar que los consumidores tomen sus propias decisiones”, dijo Michael Hansen, científico principal de Consumers Unión, que produce Consumer Reports. “Eso es lo que todos los partidarios del libre mercado dicen. Así que vamos a dejar que el mercado funcione correctamente.”

Michael Jacobsen, director ejecutivo del Centro para la Ciencia en el Interés Público, que no se oponen a los OGM, dice que para muchos fabricantes el etiquetado es demasiado arriesgado. “Ninguna empresa alimentaria que utiliza OMG desearía tener que etiquetar , porque no habría beneficio para las empresas”, dijo. “El término OMG se ha convertido en un término: tóxico, por lo que si una empresa ve que van a perder tal vez un 2 % de sus ventas, todo es pérdida para ellos.”

Actualmente 14 estados han introducido legislación sobre etiquetado de los OGM, pero la mayor parte no ha salido de la comisión, incluyendo un proyecto de ley de Illinois presentado en febrero por la representante Deborah Mell, de Chicago. Sólo Alaska, con su enorme industria de salmón salvaje, ha aprobado una ley de etiquetado de productos de mar.

Este año los investigadores españoles publicaron una visión general de los estudios de inocuidad de los alimentos transgénicos en el entorno internacional, encontrando que revisados ​​los estudios habían encontrado riesgos para la salud y sin riesgos para la salud en números casi iguales. El documento señala, sin embargo, que muchos estudios que no encontraron riesgos fueron patrocinados por la misma industria de la biotecnología o de sus asociados, lo que los hace poco creíbles.

Investigadores canadienses este año informaron que la sangre de 93 % de las mujeres embarazadas y el 80% de sus muestras de sangre del cordón umbilical contiene un pesticida implantado en maíz transgénico por la empresa biotecnológica Monsanto , a pesar de que la digestión se supone que debería eliminarlo del cuerpo. “Teniendo en cuenta la potencial toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios”, escribieron los autores en Toxicología Reproductiva.

Como el mayor productor de semillas transgénicas y el pesticida Roundup con sede en Missouri Monsanto está en el centro del debate sobre los OMG. Monsanto dijo no tener un representante disponible para una entrevista, pero ofreció una declaración sobre la falta de estudios a largo plazo en animales o en humanos sobre la seguridad de los cultivos genéticamente modificados: -”Los expertos en el campo de la inocuidad de los alimentos están convencidos de que el actual enfoque es suficiente y confiable para asegurar los cultivos modificados genéticamente son tan seguros como sus contrapartes convencionales”, dijo el comunicado. “Esta comunidad de expertos no ven una necesidad y por lo tanto no recomienda las pruebas de largo plazo en los seres humanos o animales con el fin de establecer la seguridad alimentaria.”

No recomienda, porque las pérdidas y el rechazo mundial que crece a pasos agigantados, será su ruina .Aún apropiándose de cada semillas ancestral para desterrar toda soberanía alimentaria, jamás podrá vencer a la naturaleza.Sabia Pachamama te las pudre, te las seca y las llena de plagas.Cada veneno es vacuo, el fracaso de la ciencia pirata es tu misma semilla, esa que ya crece y será tu propio verdugo.-

Fuente: bolsonweb.net

About these ads

~ por elnuevodespertar en 29/05/2011.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
%d personas les gusta esto: