Terapia Marina (beneficios del agua de mar)

Poco o casi nada se sabe del agua de mar, aparte de que sirve para bañarnos en verano, hacer competiciones deportivas o pescar, pero nadie dijo nunca que el agua de mar curaba todos los males del hombre hasta que apareció un sabio francés llamado René Quinton, (1.867 – 1.925) Tenemos mucha información sobre las terapias naturales, pero ninguna información sobre la terapia marina. ¿Pero acaso el agua de mar no es un medio natural?, Tanto lo es que de él dimana toda clase de vida vegetal, animal y humana. El Medio Marino es el ecosistema más importante de la tierra, que recibe de él su nombre de Planeta Azul. Sólo por su masa térmica (de calor o temperatura) y el poder calorífico de conducir y propagar el calor del agua constituye el volante de inercia, o sea de poder mover y modificar el estado de reposo del agua del Planeta.

Sin él las noches serían polares, los días un horno y la vida imposible. Es un elemento vital que asegura la conservación de nuestro medio en unos límites tolerables para la vida.

El porqué de la terapia marina ¿Por qué cura el agua de mar?

Para que podamos comprender por qué el agua de mar cura, nos servirá de gran ayuda el recordar algunas conexiones que tiene el agua de mar con nuestro medio interno, es decir con todos los líquidos corporales que están en nuestro organismo, pero no como si estuvieran encerrados en un compartimiento estanco, sino distribuidos por todo el organismo, y que también detallaremos más adelante.

La primera conexión sería cuando la vida apareció en el mar, estando la Tierra totalmente cubierta por las aguas, a una temperatura cercana a los 44º C. y en unas condiciones físicas y químicas favorables para ello, surgió la vida por medio de un ser unicelular, que después pasó al estado pluricelular elaborando un sistema circulatorio constituido simplemente por agua de mar, no de sangre.

Al cabo de cientos de millones de años de evolución, este ser pluricelular, se convirtió en un ser compuesto por 100 billones de células que es de lo que se compone actualmente nuestro organismo, y cada una de estas células en su interior efectúa más de 10.000 reacciones bioquímicas por segundo, algo que escapa a la mayor computadora del mundo, y que nos da una idea del potencial de vida y de auto reparación que poseemos. Una prueba de ello es que todos los días se nos muere un billón de células, que son repuestas al día siguiente, especialmente cuando dormimos.

Es pues, aceptado universalmente que del agua de mar surgió la primera célula. La célula madre que dio origen a todos los seres vivos que hoy habitamos en la Tierra. Esa célula contenía en el ADN de su núcleo la sabiduría que ha ido transmitiendo a sus descendientes por medio de la información que tenía, y que sigue permaneciendo constante en el “sin tiempo” como testimonio del protagonismo de la biología en el origen de la vida. La biología -según el Dr. Vlés (1.997)- no es otra cosa que laciencia del agua.

En un momento de la evolución, cierta clase de animales marinos se vieron obligados a emigrar a la tierra por desecación de su medio acuático, llevándose consigo en su medio interno su porción de agua de mar, y esta agua se ha ido heredando generación tras generación hasta llegar a nuestros días. Es decir que esa agua de mar también la hemos heredado todos los organismos vivos y permanece en nuestro medio interno.

Por eso es que cada uno de nosotros lleva en sus venas un fluido salado que combina el sodio, el potasio y el calcio, en una proporción casi igual a la del agua de mar, y por eso es, que las lágrimas, las secreciones de la nariz, nuestro sudor, la orina y hasta nuestra propia sangre tienen un sabor salado.

Los minerales del mar, igual a los de nuestro medio interno

De los 111 elementos químicos de la tabla periódica del ruso Mendelyev (1,834) contenidos en el mar hasta ahora descubiertos, más los que quedan por descubrir, y que también están en nuestro medio interno, sólo el sodio y el cloro suman el 84 % de los mismos. El azufre, el magnesio, el potasio y el calcio, agrupados son el 14 % y el resto de elementos que suman el 2% se encuentran en estado infinitesimal, que es como la célula los necesita, tan pequeñas que son de 10 menos a las 18, y aquí es donde raya con lo que se considera la homeopatía.

Otra de las propiedades del agua de mar es que es un disolvente, antibiótico y bactericida.

Así lo confirmó clínicamente el Dr. Georges la Fargué diciendo que el agua de mar es el mayor disolvente natural que tiene nuestro Planeta. Disuelve variedad de sólidos, líquidos y gases. Es antibiótico y bactericida hasta 72 horas después de haberla cogido. Prohíbe la proliferación bacteriana, eliminando las bacterias nocivas, y respetando las bacterias buenas. Algo que no pueden hacer los antibióticos químico farmacéuticos que matan indiscriminadamente a las células malas y también las buenas especialmente a la bacteria que habita en todas nuestras células produciendo la energía del ATP (adenosintrifosfato) que son el 90 % de la energía que necesitamos para la vida, que se llaman mitocondrias, y sin las cuales no es posible la vida.
Por eso los enfermos de cáncer y sida quedan como quedan, los que quedan.

Por si fuera poco el agua de mar es un nutriente: René Quinton fue quien difundió todos los fundamente, propiedades y leyes que explican como el agua de mar es un nutriente, pues entre los elementos esenciales para la constitución de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, imprescindibles para la vida de los organismos, se encuentran el hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, manganeso, sodio, potasio, calcio, hierro, fósforo, flúor, sílice y yodo.

En cuanto a las vitaminas y minerales, si al organismo le faltan las vitaminas, todos sabemos que los minerales se pueden absorber, pero si le faltan los minerales, las vitaminas no se absorben. De aquí la importancia del plasma marino (agua de mar) que contiene todos los minerales de la tabla periódica de Mendelyev, en la forma de macro y micro nutrimentos infinitesimales (trazas) que permitirán la absorción de las vitaminas imprescindibles en los procesos enzimáticos de la célula. Es decir: la absorción de minerales marinos por la biocenosis del fitoplancton y el zooplancton, restituyéndolos en forma de sales orgánicas, demuestra la biodisponibilidad de estas últimas. René Quinton estaba en lo cierto al titular su obra El agua de mar, medio orgánico.

La biodisponibilidad del agua de mar resuelve gran número de los problemas relacionados con el uso de los elementos traza que aparecen en concentraciones menores de 10 menos a las 18.

Los elementos trazas comercializados en forma de diversas sales gluconato, pidolato, orotato, etc. utilizan una técnica industrial a base de “ligands” (una especie de cemento) para resolver el problema de la asimilación orgánica.

La barrera de la mucosa intestinal se verá sometida a un desequilibrio de los distintos sistemas de las proteínas portadoras.

Con el uso, en nutrición y terapéutica, del agua de mar natural no existen los riesgos antes mencionados. No hay problemas de ligaduras (ligands) para conseguir el paso de la barrera mucosa intestinal.

Terapia Marina

La Biodisponibilidad Iónica

La alimentación diaria actual adolece de aportar los minerales necesarios al organismo. Los minerales son fijados exclusivamente por las plantas, únicos seres capaces de ello gracias a la fotosíntesis.

Nuestra cadena alimenticia está siendo dañada por la mano del hombre al transformar cultivos naturales en cultivos productivos,con cambios genéticos de los alimentos, o al alimentar herbívoros con grasas animales. Incluso los peces son objetivo de producción masiva mediante su alimentación incorrecta en determinadas piscifactorías.

Existe en la Tierra una segunda cadena alimenticia donde podemos encontrar esos elementos aún de forma natural: se encuentra en el mar.

El fitoplancton, la mayor biomasa del planeta, gracias a la acción del sol, sigue fijando todos los minerales que existen en el agua de mar. El zooplancton se alimenta del anterior y genera una masa de elementos biodisponibles llamados telemediadores por el Profesor Maurice Aubert de la “Universidad Internacional del Mar” de Niza,Francia, experto mundial en la biocenosis marina. La biocenosis marina es la transformación de elementos minerales no biodisponibles en elementos biodisponibles.

El fitoplancton forma grandes concentraciones en el mar llamadas Eddies en lugares donde existen torbellinos marinos llamados Vortex. Laboratoires Quinton recoge su agua de mar en estos lugares privilegiados por su alta estabilidad en la composición de los minerales. La bomba de extracción se coloca a 30 metros de profundidad, límite afótico, debajo de la capa fitoplanctónica. Así, el agua de mar extraída es de la mayor calidad.

El lugar de recogida es el Canal de la Mancha, donde se dan las segundas mayores mareas del mundo, hasta 17 metros de altura, lo que transmite al producto un efecto farmacológico añadido de dinamización natural.

La Homeostasis Hidromineral

La identidad de la fórmula mineral del Agua de Mar, solución coloidal prebiótica con la totalidad de los líquidos orgánicos, es un hecho biológico demostrado y evidenciado por la clínica.

El nefrón excreta el doble de volumen hídrico y de partículas sólidas, bajo la acción del Agua de Mar, en comparación con un suero fisiológico convencional.

La homeostasis depende directamente de la calidad del Medio Interno definido por Claude Bernard.

René Quinton demostró que la vida celular nace en el Agua de Mar, su afirmación: “Somos un verdadero acuario marino viviente” sitúa el Agua de Mar en la base de los soportes de la totalidad de los mecanismos fisiológicos vitales.

Cualquier alteración de la homeostasis provoca disfunciones de los mecanismos de regulación (temperatura, hormonas, SNC…) provocando de inmediato una alteración de la nutrición celular. La nutrición y comunicación celular se verifican forzosamente a través del L.E.C. Sus disfunciones por despolarización de la membrana preceden a la aparición del enfermo y terminan en la enfermedad.

El Agua de Mar, tanto por su identidad mineral como por el aporte de elementos prebióticos, restablece un funcionamiento celular global. La acción del TOTUM ionomineral posibilita a cada célula recuperar, de manera totalmente natural, un funcionamiento óptimo. Las distintas concentraciones del Agua de Mar permiten tanto equilibrar la nutrición celular por isotonía como favorecerla por hipertonía.

En cualquier caso, el Agua de Mar reestablece un contacto directo entre todas las células del organismo permitiendo un paso global de la información.

Todos los mensajes de las funciones vitales son vehiculados por el agua orgánica. El agua genera el modelo estructural de la célula como “cemento”. La lectura de las moléculas programa (ADN) tiene lugar necesariamente en el agua.

PREMIO NOBEL 2003: P. Agre et R. MacKinnon.

Canales Hídricos

Desde mediados del siglo XIX, los investigadores suponían que nuestras células debían disponer de canales específicos para el transporte del agua, pero es en 1988 cuando Peter Agre consigue aislar una proteína de la membrana celular. Se dió cuenta, poco tiempo después, que era el canal de agua buscado desde hacía tiempo. Este descubrimiento, abrió la puerta a numerosos estudios bioquímicos, fisiológicos y genéticos, de los canales para el agua en las bacterias, plantas y mamíferos. Actualmente, los investigadores pueden seguir con detalle el paso de una molécula de agua a través de la membrana celular y comprender por qué ésta deja paso al agua, mientras que hace de barrera a otras moléculas más pequeñas o iones.

Canales Iónicos

El otro tipo de canal en la membrana, cuyo descubrimiento ha sido recompensado ese año 2003, hace referencia a los iones. Roderick MacKinnon provoca la sorpresa en el conjunto de la comunidad científica cuando consigue, en 1998, determinar la estructura espacial de un canal para el potasio. Gracias a su contribución, hoy podemos «ver» los iones pasando por los canales que se abren y se cierran según las señales celulares.

Los canales de iones son vitales para el buen funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos. Lo que llamamos potencial de acción de las células nerviosas (o neuronas) aparece cuando un canal de iones situado en la superficie de una neurona se abre por una señal química enviada por una neurona adyacente, después de que un impulso eléctrico se propague a lo largo de la superficie de la célula nerviosa, gracias a la apertura y al cierre de una serie de canales de iones y, todo esto, en un tiempo de algunos milisegundos.

Fuente: quinton.es enbuenasmanos.com

Artículos relacionados:

Los beneficios de beber Agua de Mar
El agua de mar, el bioterrorismo y la polución holística
La verdad sobre la Sal

About these ads

~ por elnuevodespertar en 20/07/2011.

3 comentarios to “Terapia Marina (beneficios del agua de mar)”

  1. Gran post admin, en mis ratos libres suelo sentarme frente al pc, tomarme una soda y leer un buen post.

  2. hola algun testimonio sobre el agua del mar ,por que too el mundo habla de uraciones y yo no veo nada de eso

    • Hola, tengo 6 meses tomando agua de mar, -finales de Mayo- en una proporción de 2 a 3 dedos de mi mano diluida en agua un vaso grande de agua potable, 2 a 3 veces diarias. En la mañana, al despertar; al medio día antes del almuerzo, al atardecer antes de la cena. (1/4 x 3/4 aprox.) Era diabético, me inyectaba Humulín 70/30 -10U Antes del desayuno y antes de la cena. Complementaba con Glucofage XR o en su defecto, Metformina con Glibenclamida o la que hubiera, porque en Venezuela ahora es sumamente difícil adquirir medicamentos por la crisis económica en que nos mantiene este Régimen. Tomaba 4 Ibuprofeno diarios para los dolores en la columna y los cólicos nefríticos y espasmos del colon, prostatitis, cálculos renales en cantidades, infecciones por hongos en la uretra, vías urinarias complicadas con una cándida albicans que no cedían por mantener la glicemia siempre sobre 280 y subiendo.
      Después que empecé a tomar el Agua de mar, a los 3 días sentí un vigor y una vitalidad que no sabía de donde salían, pues la hiperglicemia me mantenía bajo un sopor y somnolencia permanente, con depresiones y sin ánimo de nada, solo dormir. La glicemia se normalizó, -84 a 94- dejé la Insulina y los medicamentos que me estaban dañando los riñones, sobre todo la metformina. El Régimen alimenticio debe ser balanceado, Hortalizas frescas, vegetales, pocas verduras y carbohidratos, Mitos: El agua de Mar a pesar de su alta salinidad no da sed. Sin embargo es recomendable beber suficiente agua potable 2 a 3 litros diarios. El agua de mar, ayuda a disolver la litiasis. y te proporciona todos los minerales y nutrientes para mantener tu cuerpo sano y fuerte.
      Cómo actúa?
      Por sus propiedades alcalinas en la cantidad de minerales se absorbe a través de la sangre la cual alcaliniza y al llegar a los focos de infección o células cancerígenas, envolviéndolas y secándolas, hasta que llegan a morir de hambre literalmente. De esta manera, las células sanas se reproducen con mayor facilidad sin ser afectadas por las células malignas.
      Finalmente para no agotar el tema de mi parte ni agobiarlos, les recomiendo que hagan cada uno sus propias investigaciones, porque el agua de mar, es un océano de conocimientos. Saludos!a

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
%d personas les gusta esto: